Entre riberas te veas
1 agosto, 2017 | por Javier Orozco

Nada rara es la palabra ribera en el mundo del vino, particularmente en el español. Los que estamos en este negocio todo el tiempo nos enfrentamos a la famosa Ribera del Duero y no tan constantemente pero de vez en vez también hablamos de la del Guadiana o Júcar e incluso de La Ribeira Sacra cuando queremos practicar nuestro gallego. Está también la del Bravo que, aunque no lo crean, también tendrá lugar en el futuro de estas líneas.

 

La Ribeira Sacra.

 

Pero no, no es de ninguna de ellas a la que me quiero referir el día de hoy, se trata de la ribera del Lago de Chapala, ese simpático lugar que los tapatíos tenemos tan cerca, que visitamos frecuentemente y en donde todos tenemos varias anécdotas que compartir. Entre otras cosas pero también por la mezcla de habitantes extranjeros que una gran cantidad de veces cuenta con una cultura gastronómica bastante interesante y definida que ha jugado un importante papel en nuestra vida en el mundo de la comercialización del vino y proyectos paralelos.

 

Ribera de Chapala.

 

Es precisamente ahí en donde tiene su cuartel general nuestra histórica sommelier Ceci Rodriguez que pronto hará una colaboración en este espacio, también coincide que es en ese lugar en donde se encuentra la tienda de mi comadre Noemi y que ha sido fundamental en diversas épocas y proyectos como cuando estuvimos en el negocio del vino chileno o ahora que nos adentramos en el del madeira y que siempre da la oportunidad a todas nuestras apuestas por más grandes o pequeñas que estas sean, ya dependerá de cada producto si sobrevive o no. Eso sí, disfraza muy bien todo ese apoyo con entrañables regaños dignos de otras épocas. Esa región es también hogar de grandes amigos y socios del club como las famosas hermanas Galindo o el querido monero Trino Camacho, socio fundador del mismo. No podemos dejar de mencionar a Chuy, viejo amigo que está a cargo de la sucursal de nuestro socio comercial Vinos América.

 

Ceci Rodríguez, sommelier de SVW.

 

Es larga la lista de bares y restaurantes con los que colaboramos en una época u otra ya sea con nuestro proyecto hermano Perro Negro o nuestros productos vinícolas en donde hasta hemos llegado a realizar triangulaciones de colaboración con restaurantes con cocina muy específica como la alicantina y bodegas cooperativas de aquella región.

 

Carlos Pantoja, propietario de Bar&Co y Javier Orozco.

 

Hablando de bares, hago una mención especial al Bar&co con sus muy peculiares cava subterránea con su colección de botellas vintage, micro viñedo y  dueño Charly Pantoja,  que desde su fundación en el ya lejano mundialista año de 1994 han jugado desde su trinchera un muy importante papel en la cultura enológica local. Como olvidar  aquellas finales de champions, triunfos de la triple corona  y eventos gastronómicos y vinícolas, en particular recuerdo aquel mano a mano que tuvimos entre las bodegas de Ensenada Tres Valles y Lafarga con su Kojaa y Equinoccio y Don Jose, respectivamente. ¡Salud por esos lugares!

 

Bar&Co, en Ajijic.

 

 

 

 

Entrada al famoso Bar&Co, en Ajijic, Jalisco.