Cinco más una (parte 1)
2 septiembre, 2019 | por Javier Orozco

Una de las cosas que tiene tardar tanto tiempo entre una entrada y  otra es que da oportunidad a, iba a decir reflexionar, aunque odio esa palabra que muchas veces va acompañada de la frase “valdría la pena”, un poco o un mucho en los escritos previos y futuros y me di cuenta de que justamente en estos tiempos en donde se trabaja tanto en luchar por la igualdad en todos los aspectos de la vida, estaba raro no hacer mención a nadie del sexo femenino. Independientemente de que se trate de una lista completamente subjetiva y personal, y que la realidad es que la convivencia y trato de negocios con las mujeres del medio ha sido mínima o al menos mucho menor que con los hombres, creo que la mención es importante.

Entonces ahora sí,  después de todo un escrito anterior, más lo que va de preámbulo en esta entrada, empecemos: las damas, primero.

Eva Prim es la enóloga y también  socia de la bodega catalana Celler Ronadelles, y no solamente es la parte creativa detrás de la producción del vino del priorato Vins i Llegendes, que poco a poco está entrando en el apartado de etiquetas clásicas de nuestra importadora, sino que también tiene la visión de elaborar vinos con personalidad propia, fundamentados en el respeto, la sostenibilidad, el conocimiento del pasado, la ciencia y la observación lunar. Mencionar que hace un par de años logró el premio a la mujer enóloga del año en un país con una exigencia en la perfección como es Japón, es solo un detalle que me ayuda a ilustrar lo que quiero decir respecto a esta mujer. Un verdadero placer colaborar con ella de alguna manera.  

Viñedo Celler Ronadelles

Tenemos a Juan Vázquez, director general desde hace bastantes años de Martin Códax, bodega que en este blog no necesita ninguna presentación adicional y que ha detonado no solo la cooperativa que él dirige, compuesta ahora de varias bodegas y no solo de 17 personas como era hace veinte años, sino toda una denominación de origen completa, ya que se trata de uno de los pilares que ha llevado al gran estrellato mundial a la D.O. Rias Baixas con su mítica uva Albariño. Algunas de esas bodegas que ha ido incorporando no se encuentran en esta denominación, así que su visión ha trascendido también a otras como El Bierzo y Monterrei, cuyas estrellas son la Godello o Mencía.  Son bastantes los nombramientos, premios y distinciones personales que lo reconocen a nivel regional, nacional e internacional. Por estos motivos, así como por la gran estima personal, no sin antes decir que de una manera u otra le debo mi entrada a este mundo, era que definitivamente Juan tenía que encabezar esta lista.

Seguimos con Peter Logan, además de ser ex-socio comercial nuestro, a él le debo el gusto que al día de hoy conservo por un buen logrado Shiraz Australiano. Es dueño de una vinícola en Mudgee, en el sureste australiano, fundada junto a su padre en 1997 y que lleva como nombre su apellido. Gran enamorado de su región y creador de vinos modernos y divertidos, hoy lleva la operación de la bodega junto  con su esposa Hannah. Desafortunadamente tengo algunos años que no me enfrento a una botella, pero su Logan Shiraz era un gran ejemplo de cómo lograr una excelente integración de barrica con vino del nuevo mundo. En verdad, me gustaría disfrutar y revisitar ese producto. Espero y con este escrito invocar a que eso suceda. 

Bodegas Martín Códax

Carroll Kemp es un muy romántico ejemplo de cómo alguien decidió dejar el  glamour de un mundo como el de Hollywood para pasarse al campo y apostar por hacer los mejores Syrah y Pinot Noir de California. Si lo ha logrado o no, este definitivamente no será el espacio para discutirlo. Yo solo quiero decir que sus distintas versiones de syrah, que llegué a tomar en varias de sus marcas como Boxcar, Redcar, The Fight o Vinyl, son todo un homenaje a la muy alta expresividad y potencia. Se trata de vinos con mucho carácter. Todo un gusto conocerlos. El tema de la imagen y etiquetado de sus productos es objeto particular: las imágenes y conceptos detrás de ellas está dentro de lo más interesante que he visto en estos 20 años de trotar este mundo.

Me estoy dando cuenta de que esta entrada ya se está haciendo más larga de lo habitual y la verdad es que prefiero no escatimar en comentarios para quienes la protagonizan, por lo que mejor la parto en dos, aunque en realidad lo que se había pensado para una entrada ya se trasformó en tres. Bueno, qué se le va a hacer.  A veces, así pasa.